Share Button

Recuérdame…

Están siendo momentos duros a nivel emocional. Todos los esquemas que tenemos se nos han venido abajo. Nos faltan los abrazos, los besos, las caricias, un hasta luego nos vemos. Nuestro contacto se reduce a una videollamada, a conversaciones interminables colgados al teléfono, a mensajes… Pero, aunque la cercanía esté tan lejos, nunca estamos preparados para la separación forzosa. A los que están no los podemos tocar y a los que nos han dejado no les hemos podido despedir.

Es tan grande el vacío y el dolor que nos dejan de golpe que no somos capaces de asimilarlo. Nos cuesta darnos cuenta que no vamos a volver a ver esa sonrisa, no vamos a sentir esa caricia y no vamos a volver a oír esa carcajada… Pero, ¿sabes que dicen? Que una persona no se olvida si permanecen sus recuerdos y eso es lo más bonito que nos pueden haber dejado los que se han marchado.

Desde aquí queremos decirles que se han llevado un poquito de nosotros pero que han dejado mucho. Para todos ellos y para toda su familia queremos hacerles llegar un abrazo enorme y nuestro más sincero pésame.

Loli
Residencia Barcelona

Recuérdame...

Puedes llorar porque se ha ido, o puedes
sonreír porque ha vivido.

Puedes cerrar los ojos
y rezar para que vuelva o puedes abrirlos y ver todo lo que ha
dejado;
tu corazón puede estar vacío
porque no lo puedes ver,
o puede estar lleno del amor
que compartisteis.

Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el
vacío y dar la espalda,
o puedes hacer lo que a ella le gustaría:
sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.

 

            DAVID HARKINS

Foto: Myriam Zilles en Pixabay