Share Button

Es muy frecuente ver a personas mayores caminar ayudados de un bastón. Sirven para la seguridad a la hora de caminar y es por esto que es importante tener en cuenta varios factores para su correcta elección. Veamos cuales.

Factores para escoger correctamente un bastón

  • Una de las más importantes es tener en cuenta el largo del bastón. No a todos les va bien la misma largura. ¿Cómo saber cual es la correcta? Para dar respuesta a esta pregunta, nos ponemos de pie, con los brazos a los costados del cuerpo, medidos la distancia que hay desde las muñecas hasta el suelo. Esa es la medida correcta.
  • La segunda característica del bastón, a tener en cuenta, es el tipo de empuñadura de este. Los bastones en los que la empuñadura está hecha de resina o plástico son los más confortables ya que se ajustan a la forma y peso de la palma, y son los recomendados para casos de personas delicadas.
  • La tercera a tener en cuenta es el peso que el bastón pueda soportar. Hay que tener en cuenta que muchas personas mayores descargan todo el peso del cuerpo en el bastón para ayudarlos a caminar y es por esto que hemos de escoger uno que vaya acorde con nuestra forma de caminar.
  • En función de la frecuencia de uso tenemos que tener en cuenta el tipo de bastón a escoger. Es decir, si le vamos a dar un uso ocasional, quizás no tendremos que invertir tanto en un bastón de alta gama.

people-304364_1280

¿Cómo debo usar el bastón?

Los siguientes pasos pueden orientarle a su utilización, si bien es cierto que un fisioterapeuta le podrá enseñar a su correcta utilización.

  • Para caminar sobre suelo plano, ha de colocar el bastón aproximadamente a unos 10 cm del lado de su pierna más fuerte. Avance moviendo el bastón unos 10 cm al frente de su pierna más fuerte, siempre al mismo tiempo su pierna más débil. Repita los pasos y trate de caminar derecho.
  • Para utilizar el bastón en las escaleras, No lo utilice a menos que alguien le acompañe, o pídale a un fisioterapeuta que le enseñe a utilizarlo correctamente.
  • Para utilizarlo al sentarse en una silla. Póngase de espaldas a la silla y note el asiente en sus piernas. Recueste el bastón contra la silla. Estire los brazos hacia atrás hasta alcanzar con las dos manos las agarraderas de la silla. Levante ligeramente del suelo la pierna más débil. Ponga todo el peso de su cuerpo sobre su pierna más fuerte. Siéntese despacio y deslícese hacia dentro de la silla.
  • Para utilizarlo al levantarse de la silla. Sostenga el bastón con su mano más fuerte. Agarre los brazos de la silla. Coloque su pie más fuerte un poco hacia delante. Inclínese un poco hacia delante y empuje sobre los brazos de la silla para levantarse. De pie, coloque su bastón a una distancia de 10 cm de su pie más fuerte. Espere unos segundos para que se acostumbre a estar parado antes de empezar a caminar.

Aspectos importantes a tener en cuenta para usar su bastón con seguridad:

  • Use unos zapatos con suelas de caucho. No debe utilizar zapatillas porque pueden soltarse de sus pies y provocar una caída. No utilice zapatos con suelas que resbalen o con tacones.
  • Revise el suelo para comprobar que es seguro para caminar con el bastón. El suelo debe estar limpio, seco e iluminado. Tenga especial cuidado si caminamos por un suelo que tenga alfombras.
  • Cuando camine, mire directo hacia delante. Usted puede chocarse o pasar por encima de alguna cosa cuando camina mirándose los pies.

 

Fuente: infoelder / buenasalud.com

Foto: pixabay

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales. 

Y si quieres estar informado, suscríbete a nuestra newsletter