Share Button

Animales de compañía y ancianos

Una relación especial

 

Las personas mayores que viven solas, ya sea en su domicilio o en residencias, sufren problemas sociales y de salud. Hay a muchos que les cuesta relacionarse con otras personas y llegar a comunicarse con ellos con lo que la soledad es una sensación que les acecha muy a menudo. Hay muchas formas en que los animales de compañía pueden ayudar a estos ancianos a mejorar su calidad de vida.

  • Afecto: Los perros y gatos, demuestran su afecto de todo corazón. No les importa la edad, el físico, la salud mental o la personalidad de la persona.
  • Atención: Atraen la atención de los ancianos gracias a sus movimientos y sus juegos, y sobretodo por su afecto. Esto provoca el despertar del interés del anciano hacía el animal.
  • Reminiscencia: Se trata de recordar. Muchos de nuestros mayores han tenido en el pasado algún animal de compañía. Esto es positivo ya que haremos recordar situaciones pasadas que nuestros mayores hayan tenido con algún animal de compañía.
  • Contacto: Los animales de compañía son seres cálidos y cariñosos a los que nos gusta tocar, abrazar, acariciar… Los mayores muchas veces echan en falta este tipo de contacto y puede ser positivo para ayudarles a reducir el estrés y ayudar a la salud en general.
  • Juegos: Muchas personas mayores, en función de su salud, no pueden jugar o tienen pocas oportunidades de poder hacerlo. Un animal cariñoso puede hacer que den rienda suelta a sus instintos más juguetones.
  • Estimulación mental: A muchos ancianos les falta estimulación mental, la televisión suele ser el estimulo principal, pero es de naturaleza pasiva. El animal de compañía atrae la atención de todos y estimula la mente, vista, tacto, olfato y oído.
  • Risas: Los mayores rien poco. Un animal siempre hará algo que nos hará sacar una sonrisa.
  • Terapias: En muchos países de todo el mundo, España incluída, las terapias para gente mayor incluyen animales.

Algunos estudios científicos han confirmado los diversos beneficios de las terapias con animales, tales como:

  • Menor depresión
  • Menor uso de medicinas
  • Menor soledad
  • Menor estrés
  • Mejor salud física, con una presión arterial más baja
  • Más apetito

El nombre de “Terapia asistida con animales” se usa para definir este enfoque médico.

 

Fuente: affinity

 

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales. 

Y si quieres estar informado, suscríbete a nuestra newsletter