Share Button

La importancia de las familias en la residencia

En Residencia Barcelona nos consideramos una gran familia. Y esa familia está compuesta por muchos miembros, el personal de la residencia, los residentes y toda su familia. Todos vivimos el día a día de nuestros mayores, sí, digo nuestros porque durante la vida que transcurre en la residencia se generan lazos fuertes de empatía y amistad que hace que no los consideremos como residentes solamente.

En la mayoría de ocasiones aunque los ancianos son los que van a ingresar con nosotros en la residencia, las familias también necesitan hacer su proceso de adaptación. Naturalmente, no es el mismo tipo de proceso que el futuro residente, pero ellos también han de asumir ciertos roles que hasta ahora tenían y que desde el ingreso seguramente cambiarán.

Surgen muchas dudas, la mayoría de ellas relacionadas con el papel que han de adoptar ahora que el cuidado del mayor ya no es de su total responsabilidad.

Pilar fundamental

Aunque bien es cierto que es la residencia la que se hace cargo de la responsabilidad en el cuidado del mayor, la familia es un pilar fundamental para que esa responsabilidad adquirida sea de la forma menos traumática para el residente. Es decir, hasta ahora el mayor estaba al cuidado de familiares o cuidadores en su entorno personal, y ahora toda su rutina, su espacio más inmediato cambia a un centro donde compartirá muchos momentos de su día con otras personas, unos horarios que tendrá que cumplir, aunque también, tendrá acceso a muchas actividades y momentos que no los tenía cuando estaba en casa.

Las familias han de ser un apoyo para que el proceso de adaptación del nuevo residente sea lo más liviano posible. En el caso de las familias, contamos con ellas puesto que de entrada ellas son las que mejor conocen al nuevo residente y pueden ayudar a entender muchos aspectos de su carácter y de su día a día hasta ahora en casa.

Por eso familias… ¡sois muy importantes!