Share Button

5 Beneficios de vivir en una residencia geriátrica

ACTIVIDAD

Residir en una residencia geriátrica tiene muchos beneficios para las personas que allí residen. A través de diversas actividades que se realizan y que son programadas por los profesionales del centro, tienen el objetivo de mantenerlos mental y físicamente activos. Aunque también hay tiempo para el ocio.

 

COMPAÑÍA

Cuando nuestros mayores se encuentran en casa, después de haber enviudado, pasan mucho tiempo solos, solo con la compañía de las visitas y de la gente a la que ven cuando baja a hacer la compra, recados… Muchas veces decimos que en la residencia tendrás que buscar zonas donde no haya gente para tener tu soledad. Siempre encontrarás residentes con los que salir a tomar un café, con los que ir a comprar, con los que hablar, reír, llorar…

ATENCIÓN CONTINUADA

Hoy en día, los centros residenciales cuentan con unos servicios y equipo multidisciplinar adaptados para cubrir las necesidades del residente y su familia.

 

VISITAS

Tenemos que entender que una residencia es el domicilio de las personas que allí viven, y si tenemos eso en cuenta, tenemos que prever que nuestros familiares y amigos vendrán a visitarnos. Sin quitar la importancia que en un centro donde convive tanta gente hay unas normas que han de ser de obligatorio cumplimiento para todo el mundo, la posibilidad de que no haya horarios de visita estipulados hace que nuestro familiar se sienta un poquito más como si estuviera en su casa.

 

 

INSTALACIONES ADAPTADAS

Los espacios son muy importantes. Son amplios, iluminados. Con diferentes estancias en las que nuestro familiar puede estar en función del momento y del día en el que se encuentre. O bien para poder leer, ver la televisión, comer o simplemente no hacer nada, solo descansar.

La mayoría tienen espacios abiertos para poder salir a tomar el aire, recibir las visitas o disfrutar del sol. También son ideales para salir a caminar y hacer algún tipo de ejercicio.