Telf. 93.427.03.75

Profesiones antiguas III

Posted by on Feb 22, 2018 in Blog, Noticias |

Profesiones antiguas III Dentro del taller de Estimulación Cognitiva seguimos hablando con nuestros residentes de las profesiones que habían antiguamente y que a fecha de hoy muchas de ellas ya no existen. Ellos nos explican , pero hoy hemos escogido esta. Las lavanderas Ahora utilizamos lavadoras pero antes de la lavadora actual, hemos tenido otras cosas que hacían esa función. De hecho, la lavadora anterior a las que tenemos ahora, únicamente lavaba pero no aclaraba ni centrifugaba. Había que sacar la ropa una vez ya estaba lavada y aclararla de nuevo. Anteriormente en la era de las lavadoras, la gente tenía que lavar la ropa en lavaderos comunitarios. Había pueblos que estos estaban al borde del río y en otros sin río, se ubicaba un sitio donde venía agua de la fuente. En los lavaderos iba la gente a lavar en la piedra del río o en la pica y hacía la “xerrada” con las vecinas del pueblo. Se lavaba frotando la ropa con la mano y el jabón y se usaba una paleta o picador para picar la ropa. Esto se hacía cuando el jabón estaba puesto. Había en sitios donde era más típico picar la ropa con la mano. Donde había llegado la lejía ya usaban también, pero en cambio, en otros pueblos, por ejemplo, por Andalucía se hacía servir una “fórmula” casera. Se cogía ceniza y se hervía y después se colaba esta mezcla y lo que quedaba se usaba como lejía. Esta se usaba para rociar la ropa blanca una vez estaba extendida al sol, en la ropa de color no se usaba esta mezcla. La ceniza era de la leña. El lavadero también se usaba para ducharse, llevabas un cubo de agua caliente (que calentábamos en casa) y en una cuba grande o palangana se metía a los niños y se los lavaba. En otros sitios además, había filas de duchas en la calle y ahí se pagaba un dinero y la gente iba y se duchaba. En Barcelona se les denominaban Los Baños. En nuestro barrio, Horta, el tema de las lavanderas tiene mucha historia: En la Barcelona de mediados del siglo XIX a principios del siglo XX no había mucho espacio para las los lavaderos públicos, pocas viviendas tenían agua corriente y, por otro lado, las clases acomodadas no querían tener que preocuparse de estos asuntos. Así surgió la profesión de lavandera, que acabó convirtiéndose en una industria, gestionada básicamente por mujeres, que tuvo bastante importancia en el antiguo municipio de Horta. El municipio de Horta, al pie de la sierra de Collserola, había tenido siempre bastante agua de los arroyos y los torrentes que bajaban de la montaña, y esta abundancia...

Leer más

Quisiera volver

Posted by on Feb 19, 2018 in Blog, Nuestros residentes escriben |

Nuestros residentes escriben es una sección donde ellos son los protagonistas. Los que con sus textos nos regalan sus pensamientos, su vocabulario, su cultura, su historia… Quisiera volver Sra. Amparo Guijarro Nuestros residentes escriben Sueño con volver un día al pueblo donde nací, sueño con pisar el campo donde me crié feliz. Todas las noches me duermo pensando en sus maizales, en sus campos de amapolas en sus montañas y valles. Recuerdo con alegría la casa donde nací, ahora no me pertenece, gente extraña vive allí. Sueño con poder comprarla, sueño con vivir allí, más…, la realidad me dice que no podrá ser así.   Tengo que seguir recordado sus rincones sus corrales, su cocina, donde mi padre en sus brazos me llenaba de ilusiones contándome lindos cuentos de princesas y dragones. Recuerdo su piso alto donde solía jugar donde aprendí a leer sola para a mi padre agradar. Recuerdo racimos de uvas colgados de sus paredes, un montón grande de trigo, cántaras de dulces mieles. También recuerdo un gran arca de donde solía sacar ropa antigua de mi madre para poderme disfrazar. Cuántas cosas que recuerdo… tengo un nudo en la garganta, Ay… si me pudiera ir de nuevo a mi vieja...

Leer más

Una experiencia personal

Posted by on Feb 7, 2018 in Blog, Noticias |

Una experiencia personal por Sra. Carmen E. Un día del mes de febrero me trajeron a esta residencia, por motivos de salud, y que nadie me podía cuidar. En un principio lo pasé mal, porque tengo problemas de adaptación a situaciones nuevas. Estaba en la duda; si permanecer aquí o volver a casa, donde vivía sola. Un 31 de marzo me atropelló una moto, en un paso de cebra, y me dí cuenta de lo mucho que necesitaba a los demás; me atendieron muy bien las personas que se acercaron a socorrerme, el conductor no se dio a la fuga, sino que aceptó sus responsabilidades. Los de la residencia llamaron a una ambulancia, que se presentó con rapidez; también avisaron a mi familia, que se presentaron en el Hospital Valle Hebrón, donde ya me habían hecho las primeras curas. Allí permanecí el tiempo que quedaba de tarde, la noche, hasta el día siguiente, por la tarde, que regresé, con ambulancia, a esta residencia, “Residencia Barcelona” donde me recibieron muy bien. Durante los primeros días, me subían la comida y medicamentos en la habitación. Me visitó la doctora y enfermeras, que con sus trajes blancos, parecen palomas mensajeras que acuden cuando se las necesita. algunas compañeras de mesa, de la planta donde estoy instalada, también me visitaron. Éstas y otras vivencias, tan humanas, me hicieron reflexionar y decidí permanecer aquí, porque según mi situación, era lo mejor para mí y para tranquilidad de la familia. ¡Muchas gracias por...

Leer más

Poesía A los abuelos y abuelas

Posted by on Feb 5, 2018 in Blog, Noticias |

Poesía A los abuelos y abuelas Pintas de blanco los cabellos, y de arrugas los cuerpos, pero hay sabiduría en tus años, la producida por alegría, tristeza o por los daños. Por los momentos más felices, o por aquellos que han dejado cicatrices, por el dolor acumulado o los errores cometidos, por haber hecho hermano al enemigo o por haber perdido al mejor amigo. Sabiduría que brota en tus palabras, en forma de consejos o regaños, advertencias que deben ser tomadas en cuenta y no a la ligera. Tercera edad, que pausas el caminar, haces lento el hablar, y poco a poco disminuyes las fuerzas, también haces que aprendamos a escuchar. Por eso abuelita y abuelito, (sí, me refiero a ustedes, los que leen este poema que he escrito inspirado en su vida) no te preocupes si te vas quedando sin dientes, sigues siendo el valiente que siempre admiraré; No te preocupes el ya no caminar aprisa, así nos tardamos más en llegar a nuestro destino, y podrás contarme mas historias, de cuando eras niño, de aquellos tiempos mejores que recuerdas con lágrimas. No te preocupes si hablas despacito, que escucharte por mucho tiempo necesito, que para vivir lo que has vivido, no sé si la vida me alcance. No te preocupes, no estas solito, tienes muchos nietos, aunque no conozcas sus nombres, son todos aquellos que esperan que de allá arriba les permitan llegar a esa bendita Tercera edad. Fuente: www.vejezyvida.com Foto:...

Leer más

Conoce a nuestro equipo III

Posted by on Feb 1, 2018 in Blog, Conoce a nuestro equipo |

Conoce a nuestro equipo III Remedios España Personal de limpieza ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la empresa? El próximo año cumpliré 16 años en Residencia Barcelona. Todavía me acuerdo de mi primer día, si no llega a ser por mis compañeras creo que hubiese tirado la toalla, fue un caos y una de ellas me dijo: “Tranquila, todas hemos pasado por esta situación”, y bueno, aquí estoy. ¿Como te definirías? Me considero una persona alegre y extrovertida, me gusta hablar con los residentes y si puedo, hacerles reír por un momento. En el trabajo me gusta el orden, no puedo ver cosas que no estén en su sitio. ¿Cuál es tu labor en la empresa? Soy del servicio de limpieza y mi labor consiste en hacer cada día la limpieza de las habitaciones que tengo asignadas. También me encargo de hacer la limpieza de las terrazas comunes y de los ascensores. ¿Qué es lo que más valoras de tu trabajo? La cercanía y trato con los residentes y también con mis compañeras. Me he dado cuenta de que, con el tiempo, ha surgido una amistad que me enorgullece como persona. ¿Cuáles son los desafíos a los que te has de enfrentar en tu día a día? Para mí no existen desafíos, sino retos. Mi prioridad es mantener limpias las habitaciones de los residentes para que su estancia sea lo más agradable posible. Algo que te haya pasado en tu profesión y que recuerdes con una sonrisa… Nunca podré olvidar el día en que me llamaron de Dirección, allí me esperaba el familiar de un residente que había estado con nosotros mucho tiempo. Primero, tuvo unas palabras de agradecimiento hacia mi persona, pues según me dijo, su madre siempre le hablaba de mí y estaba muy contenta conmigo. Luego, tuvo un bonito detalle que no podré olvidar nunca. Me emocioné mucho. Una virtud… Creo que sería la paciencia Un deseo… Ser feliz junto a los míos, y en el trabajo, que el tiempo que me quede hasta mi jubilación sea como estos dieciséis años. Una canción… No puedo decir tan sólo una canción, ya que han sido diversas las que me traen gratos recuerdos, por ejemplo: “Noches de Bohemia” de Navajita Plateá, “Siete vidas” de Antonio Flores, “Por ti volaré” de Andrea Bocelli, “Enjoy the Silence” de Depeche Mode. Estas son algunas de las canciones, pero hay muchas más. Dicen que todo el mundo suele tener sueños sin cumplir. ¿Tú tienes alguno? Si, me gustaría viajar a Escocia para poder conocerlo personalmente, ya que es un país del cual me atrae su cultura y también sus paisajes. ¿Qué le dirías a algunas familias que están valorando la idea de ingresar...

Leer más

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "política de cookies".

Utilitzem cookies pròpies i de tercers per a millorar els nostres serveis i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències mitjançant l’anàlisi dels seus hàbits de navegació. Si continua navegant, considerem que n’accepta el seu ús. Pot canviar la configuració o obtenir més informació a la nostra "política de cookies".

ACEPTAR
Aviso de cookies