Share Button

Recomendaciones para tener un huerto urbano

 

Hoy vamos a hablaros de los huertos urbanos.

En la actualidad, los huertos urbanos se caracterizan tanto por su labor social como por la función de autoconsumo, ambiental, urbanística… Normalmente estos huertos pertenecen al ayuntamiento de cada localidad, siendo este el que los cede a los vecinos con una serie de condiciones. También existe la versión de parcelas privadas donde el dueño es el que las alquila, o usuarios que los implementan en sus balcones o en sus patios y terrazas particulares.

Concretamente, los huertos urbanos para la tercera edad son espacios que son creados en las propias instalaciones de la residencia. Son totalmente adaptados a las limitaciones físicas de los ancianos y constituyen una actividad muy beneficiosa, a la vez que generan efectos relevantes y evidentes en los ancianos para un envejecimiento activo. Ayudan a combatir la depresión y sentimiento de soledad de los ancianos. Responsabilidad que genera un aumento de la autoestima. El contacto con la naturaleza también hace que se estimulen sus sentidos lo que provoca una mejora de las funciones motoras y la autonomía personal. Y, por último, fomenta la expresión de conocimientos que todos los que trabajaron en el campo en su juventud recuerdan, así que refuerza la memória y la autorrealización.

El emplazamiento

Para empezar, podemos escoger varios espacios, una terraza, una ventana, un balcón… pero ha de cumplir una condición indispensable, disponer de luz directa.

Macetas

Existen en el mercado infinidad de maceteros para poder crear nuestro huerto. Si bien es cierto que la persona que disponga de espacio tal como una terraza o un patio puede decantarse por las mesas de cultivo.

Riego

Tenemos que tener en cuenta que hay que mantener una humedad constante pero no pasarse con el agua ya que si nos pasamos con el agua, provocaremos que las plantas pierdan nutrientes.

¡A por el huerto!

Ahora nos toca escoger qués lo que vamos a plantar. Hay dos opciones para hacerlo, o bien utilizar semillas o bien planteles. Todo dependerá de la experiencia con la que contemos a la hora de plantar.

En la residencia contamos con un pequeño huerto urbano del que se encargan nuestros residentes, bajo la supervisión de nuestra terapeuta ocupacional Mar. Muchos de los residentes que se encargan del huerto son personas que tienen en común un pasado de campo, de labranza, de trabajar la tierra y disfrutar de sus frutos.

Fuente: www.planetahuerto.com
Fotos: Residencia Barcelona