Share Button

En la residencia te puedes encontrar infinidad de sentimientos flotando, en las actividades, en la risa del anciano, en la lágrima de una tristeza… Todo ello es parte del día a día de una residencia.

Amistad

Los sentimientos en la residencia V

Según la RAE: Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

Es ese vínculo que pensamos que no vamos a encontrar en la residencia cuando llegamos por primera vez.

Poco a poco nos vamos encontrando gente afín a nosotros. Gente que ha pasado, muchas veces, las mismas penurias que nosotros, una guerra que hemos vivido, las alegrías de los hijos, el hambre, ilusiones vividas, risas, lágrimas…

Los sentimientos en la residencia V

Y se va creando una relación de amistad que nos ayuda en el día a día, a salir a pasear, a ir a gimnasia, a hacer actividades en la residencia.

Y en los días se hacen más cortos, más intensos, que provoca que no pierdas un minuto mirando al techo y dejar pasar las horas, un tiempo precioso en el que lo aprovechas descubriendo actividades que quizás ni hubieras pensado que algún día las harías. En definitiva, una amistad que aunque haya llegado al llegar a la residencia, muchas veces nos ayuda a poner un punto y aparte a las expectativas, muchas veces negativas, que teníamos antes de llegar.

Amistad es compartir la vida con los amigos por mas diferentes que ellos sean.

Residencia Barcelona